En qué momento podemos comenzar a hacer uso de las Redes Sociales? Lo digital ahora es parte de nuestra vida, es el nuevo álbum, la bitácora, o diario de vida. Las redes sociales, deben ser vistas como herramientas que sirvan para aprovechar oportunidades en lo personal, laboral y empresarial.

Las empresas están asimilando el tema del Social Media a medida que las personas se involucren más con las herramientas como parte natural de su quehacer, para ser más efectivos, para comunicarse mucho mejor, para ahorrar tiempo y costos de traslado. Hoy en día las organizaciones están necesitando que los gerentes estén involucrados con las nuevas tecnologías como parte de sus habilidades 2.0, nuevas habilidades del gerente moderno, del profesional del hoy.

En lo personal, las Redes Sociales nos permiten crear nuestra marca personal o esa estela…ese camino que vamos dejando y que -queramos o no, estemos conscientes o no- permite dibujar una idea de lo que somos para los demás; es entender ese cuadro, esa ventana de Johari que hablan los psicólogos, en el que nosotros creemos tener un conocimiento de lo que somos, los demás creen saber lo que somos, hay una parte que sólo sabemos nosotros y hay una algo que no saben ni los demás ni nosotros mismos que ante situaciones extremas reaccionamos de una manera impredecible y sorprendente.

¿Cómo lo hacemos?

Si usted es un profesional o un estudiante o una persona, comenzar a transformar el conocimiento o la información que necesita para su trabajo, para su formación en algo que también transmita esa huella. Si yo estoy leyendo un libro de Manejo de proyectos o Project Management, comenzar a sacar las ideas y compartirlas, comenzando a desprendernos de la masa de lectores y consumidores, que no mueven un dedo para escribir ni para compartir, simplemente consumen. Al compartir, al opinar, al escribir, estamos convirtiéndonos en el 1% que hace la diferencia. Esa es una clave importante que aun entendiéndolo, no todos se animan y no todos despiertan o activan esa chispa que es ganadora.

¿Qué otras cosas deberíamos tomar en cuenta para hacer un buen uso de las Redes Sociales?

La pasión. Debemos identificar a qué le dedicamos tanto tiempo, qué amamos y qué nos quita el sueño. Cuando hacemos esas cosas que nos apasionan, no hay horario, no hay fecha límite; pues le queremos imprimir toda la voluntad posible para que suceda.

¿Qué valores deberían tomarse en cuenta para mostrarnos en las Redes Sociales?

Autenticidad: Debemos entender que somos únicos e irrepetibles, pues la mayor fortaleza de una marca personal es ser uno mismo.

Comunidad: Dentro de la marca personal hay una propuesta de aprender a ser comunidad a través de la comunicación. Este plan lo he llamado CO4: comunidad, comunicación, colaboración y continuidad; como una fórmula química pero trasladada como estrategia y metodología ágil para que cualquier profesional o persona como emprendedor y/o empresario sean capaces de desarrollar algo en el tiempo.

Entorno: Es entender que, como hacen los expertos y los sabios, es rodearse de personas que nos nutran. Somos en promedio las 5 personas que nos rodean porque vamos alimentándonos de esas personas: de sus hábitos, de sus formas, de sus expresiones, de su cotidianidad. No quiere decir con esto a que dejemos a los amigos que hemos escogido, pero sí rodearnos, en la mejor medida, con personas que nos alimenten, que nos nutran, que nos pongan una nueva vara de medir, que nos exiga a sí mismo dar algo mejor.

Información: Todo esto sirve a nosotros como padres, como profesionales pero también Para nuestros hijos: como esa transferencia de información se convierten conocimiento; como este conocimiento una vez procesado o aplicado se convierte en sabiduría. Esa sabiduría popular que se va dando de generación en generación es producto de aplicar las cosas.

¿Existe alguna limitación para formar ese CO4 que usted comenta?

¡Ninguna! Sólo hace falta motivación y entender todas estas metodologías del emprendimiento en la que estamos, no solo transformándonos en emprendedores sino en seres humanos de valor agregado con una propuesta clara para el mundo. Entender ¿qué somos? ¿Qué hacemos? ¿Qué vendemos? Hoy no hay fronteras, podemos estar en cualquier lado del mundo y poder impactar con nuestros servicios o con nuestras ideas a cualquier rincón del planeta. El mundo se ha vuelto chico e internet es el gran ecosistema donde está el nuevo espacio público y la nueva manera de convertirnos en ciudadanos de mundo.