Manejar este vehículo siendo un Icono de más de 62 años de historia, sin duda alguna ha sido una de las experiencias más emocionantes; no solo por el poder de su motor que lo acompaña un implacable sonido deportivo, si no por las miradas atónitas que deja a su paso por donde quiera que pase.

La actual generación del Chevrolet Corvette es considerada la más completa y la más refinada realizada hasta el momento, llegando a reemplazar al Ferrari en el continente Europeo. Dentro este marco, la edición 2015 de este vehículo consigue una transmisión automática de ocho velocidades (en sustitución de seis velocidades del año pasado); así mismo, la funcionalidad de OnStar es mejorada con una conexión de datos 4G LTE. Sin olvidar su capacidad de conectarse a una red WiFi móvil, y un dispositivo de grabación de datos-vídeo con el rendimiento del automóvil, entre otras funcionalidades.

El 2015 Corvette más conocido como el (Stingray) que sería en español una (Manta Raya de Mar) se ofrece en una línea coupé o convertible bajo los estilos: Stingray base, Stingray Z51 o Z06 recortado. El coupé cuenta con un panel de techo desmontable que se guarda en el maletero. Mientras que el convertible tiene una capota de lona de energía que puede ser operado mientras el vehículo está en movimiento a velocidades de hasta 30 mph. El Stingray de prueba fue el Z51 1LT añadiendo ruedas traseras de 20 pulgadas y 19 pulgadas al frente, además tiene un ajuste aerodinámico exterior, frenos (Brembo) más grandes con rotores ranurados para el flujo de aire; suspensión de ajuste más deportivo con engranaje de transmisión (manual), espejos con calefacción, encendido sin llave y entrada, doble zona de control de clima automático, tapicería de cuero, asientos delanteros eléctricos de ocho posiciones, teléfono Bluetooth y la conectividad de audio, con una pantalla táctil central de información al conductor a color de 8 pulgadas, con interfaz de información y entretenimiento MyLink de Chevrolet, una cámara de vista trasera y nueve bocinas de un sistema de sonido Bose con dos puertos USB, un conector auxiliar de audio, un lector de tarjetas SD y radio por satélite. El Corvette Stingray y el Z51 poseen un motor V8 de 6.2 litros impulsado por las ruedas traseras con 455 caballos de fuerza y 460 libras-pie de torsión. Tiene disponible una transmisión manual de siete velocidades estándar y otra automática con ocho velocidades. El ahorro de combustible estimado por la EPA es un muy notable, alcanzando 21 mpg combinado (17 mpg en la ciudad / 29 mpg en carretera), nada mal para el gran poder de su motor.

Para los amantes de la velocidad que quieren más poder y adrenalina, el Corvette Z06 les ofrece un motor sobrealimentado V8 de 6.2 litros con 650 hp y 650 libras de torsión. Las características de seguridad estándar en el 2015 Chevrolet Corvette incluyen: frenos antibloqueo de disco, tracción y control de estabilidad, bolsas de aire de impacto frontales-laterales y una cámara de vista trasera. También el estándar es de OnStar, que incluye notificación automática de colisión, asistencia en carretera, desbloqueo de puertas a distancia y asistencia de vehículos robados.
Su valor en el mercado comienza en los $54,000 y puede superar los $84,500.

Autor:

Jorge “Nacho” García 

@NachoAutos