Hoy en día necesitamos desarrollar mayores y verdaderas relaciones con el resto de las personas, ya que los tiempos en que vivimos así lo exigen y lo ameritan, con la finalidad de tener el poder para vender, cerrar negociaciones y persuadir de forma positiva en las mismas. En la vida todo es una negociación, por eso debemos saber desarrollar una personalidad poderosa; con las técnicas presentadas por Programación Neurolingüística “PNL” se garantizará que sabrás más que el 95% restante de las personas acerca de cómo obtener/aplicar estas poderosas técnicas. La personalidad se ha convertido en Fuerza Social; de igual forma podemos llamarla Seducción Social, permitiendo que las personas compren tus productos, ideas, que hagan negocios contigo, que visiten o puedas visitar sus empresas y, por lo tanto, recibir dinero por lo que haces a gusto.

La personalidad es la mejor herramienta del Auto-Concepto, nos sirve para lograr nuestras metas y objetivos; la personalidad no debe ser una máscara social, todos los recursos para desarrollar una Personalidad de Poder están en tu interior, solo hay que activarlos y, como decimos en “PNL”, debemos Elicitarlo dentro de las mismas; por esta razón decimos que está en tu Interior lo que necesitas para crearla. Por esta misma razón, si quieres tener excelentes ingresos, buenas relaciones familiares y de amigos, óptimas relaciones de pareja, dedicarte a la actividad que te apasiona y anhelas, es importante ser Congruente contigo mismo, que tus valores vayan de la mano con la actividad que estés realizando, así como lo han manifestado Dalai Lama, Madre Teresa de Calcuta, Mahatma Gandhi, con una intachable e incuestionable personalidad de poder que ellos desarrollaron.

Con la “PNL” tú eliges la calidad de vida que tú quieres tener, y, como toque humorístico, decimos “tener todo en pequeño”: una pequeña fortuna, un pequeño chalet en los Alpes Suizos, un pequeño yate, etc.; y una de estas cualidades es precisamente “La Personalidad de Poder, que debe ser Cultivada” como un proceso indetenible. Se han realizados estudios estadísticos que demuestran que la persona promedio tiene aproximadamente 60.000 pensamientos al día, y de estos el 95% son Negativos (Carencias) y el 5% restante son Positivos (Abundancia). Estos pensamientos, o específicamente estos programas o hábitos, deben ser sustituidos “mediante programas específicos” que ayudarán a generar la personalidad positiva que necesitamos. Si deseas generar una mejor manera de actuar, así como de vivir, hay que desarrollar una personalidad de poder. Por lo tanto, en PNL existen Tres Elementos que son Fundamentales para desarrollar esta Personalidad de Poder: Factores Físicos, Factores Emocionales y la Programación Mental.

Los Factores Físicos, encontramos tres puntos que son primordiales, El Primero sería la Postura Corporal. En este punto explicamos que la persona debe colocar sus hombros hacia atrás de una forma erguida, asumiendo la siguiente actitud: “Nadie es tan importante como para merecer tu atención.” El Segundo sería el Tono de la Voz: la misma debe contener inflexiones para convertir nuestra voz en una Comunicación Estratégica, considerando que el 85% corresponde a la Comunicación No Verbal, 10% Tono de la Voz y 5% Contenido o mensaje que se quiere transmitir. El Tercero serían los Gestos: estos deben contener toda las expresiones que lograrán la atención que el interlocutor necesita para creer de forma transparente en nosotros.

Los Factores Emocionales, El Primero sería el Entusiasmo: es la gasolina que imprimimos cuando queremos lograr nuestras metas y objetivos en la vida. El Segundo seria el Deseo de Logro: este punto es uno de los Retos o Problemas que tienen generalmente las personas, el no saber qué quieren en la vida. Y como tercer punto están Tus Logros: poder visualizar los logros que has obtenido, realizando los cambios necesarios para generar una personalidad de poder.

Y, por último, La Programación Mental. Lo primero sería la Actitud: es una acción que conduce a un comportamiento en particular, es tener Actitud de Servicio o Éxito. Este procedimiento se debe cultivar todos los días, con Educación, Disciplina, Metas y Pasión, que son características muy subjetivas de las personas. Lo segundo sería el Estudio Continuo: esta acción no puede disminuir en ningún momento, debe ser un hábito indetenible, como diría Zig Ziglar: “Puedes terminar tus estudios fácilmente, pero difícilmente terminarás tu educación”. Y, como tercer punto, Tus Rituales de Éxito: los consideramos Hábitos o Programas de Éxito; por ejemplo, nuestros abuelos se levantaban bien temprano en la mañana y, antes de realizar cualquier tipo de actividad, se persignaban ante Dios, dando gracias por tener un nuevo día más de vida. Un ritual similar sería agradecer por todas las cosas que nos sucedan, sean positivas o negativas, y convertirlo en un hábito permanente en nuestras vidas.

Entonces debemos concluir que Desarrollar una Personalidad de Poder, es imperativamente necesario hoy en día; es la acción que marcará la diferencia entre “Las Personas que no obtienen resultados, y las que sí lo obtienen”. Es el poder en que radica La Diferencia para las personas que obtienen grandes éxitos en todas las cosas que se emprenden para realizar.

Autor:

Emerson Luzardo

@Emerzonluzardo