Oreana Pabón 

  Escribir un guión para cine es una tarea que tiene cierta complejidad, pero no hay nada que no se pueda lograr con perseverancia y paciencia, en este artículo conocerás el proceso que normalmente siguen los profesionales en el área para redactar estos grandes y creativos textos.

  Este proceso consta de unas cuantas fases, donde en cada una el guión es trabajado detalladamente. El primer paso que debemos dar como guionistas es hacernos una idea que sea atractiva y que sea fuente de motivación para comenzar a trabajar.

  Después de desarrollar el primer paso y tener una idea viable, el siguiente paso es, contar la historia, básicamente tendrás que definir quién será protagonista, el punto de acción, donde y cuando pasara, todo esto puedes plasmarlo en un logline, que es un párrafo breve donde concretará la historias antes de trabajar a fondo en ella.

  Una vez que ya tenemos en claro lo que irá en el guión, comenzamos a trabajar en el argumento, lo que quiere decir, que vamos a desarrollar los hechos que conforman nuestra historia. el argumento puede ser más o menos complejo, pero lo recomendable es empezar con una sinopsis argumental, es decir, un resumen donde se explique el argumento de principio a fin.

  ahora que la historia a contar está perfilada, debemos decidir cómo contarla, es aquí cuando dividimos las escenas, a la lista donde se coloca esta planificación se le llama escaleta y finalmente, realizamos el guión literario donde la historia estará narrada con lujos y detalles, acá la narración debe ser factible no solo en texto, sino a la hora de llevarlo al plano audiovisual debe ser visible y audible.