Constancia y perseverancia es la clave del Emprededor Exitoso

//Constancia y perseverancia es la clave del Emprededor Exitoso

Constancia y perseverancia es la clave del Emprededor Exitoso

Emprender es el acto del pensamiento que se planifica y concibe para ser acción en los objetivos claros de nuestras intenciones. Se le puede definir también como un constructor de ideas y sueños que serán convertidos en hechos y realidades, obedeciendo así a nuestro “Instinto Realizador” que se encuentra presente en todos aquellos que se consideran “Emprendedores”, y reaccionando a esa fuerte capacidad que motiva buscar concretizar nuestras ideas y sueños.

Antes de pensar en diseño, clientes, productos o publicidad, necesitas entender si realmente quieres ser emprendedor y si tienes lo que se necesita para lograrlo. Ten en cuenta que, quizás, llegar al final no será fácil pero es bastante satisfactorio cuando se cumple la meta.

Luego de analizar y tomar la decisión de dejar de ser empleado y salir a emprender, bien sea en una tienda física o en línea, tener paciencia es el primer requerimiento para triunfar en cualquier ambiente, incluso en lo cotidiano. La Paciencia nos ayuda a tolerar, comprender, padecer y soportar los contratiempos y las advertencias con fortaleza y, por ende, sin lamentos; esto es posible porque uno aprende a actuar de acuerdo a cada circunstancia, moderando las palabras y la conducta en esos momentos; además, iniciar un negocio es un camino en el que te vas a encontrar obstáculos que probablemente sean complicados de superar, pero la clave de todo es que no te desesperes y actúes firmemente y con calma en tus decisiones.

Necesitas también ser realista y entender que tu negocio quizá no comience a tener éxito inmediatamente, sino que -en el inicio- tus esfuerzos de promoción y posicionamiento de marca van a rendir cuentas después de un tiempo. De esta manera es recomendable pensar que tu objetivo en esta etapa inicial no es vender sino ¡darte a conocer! Si cometes algún error, no debes sentirte mal. Aprende a mejorar y no te rindas; muchas personas, al cometer una equivocación, sienten que ya no tienen lo necesario para seguir, y dejan su idea a un lado. Debes ser persistente, tomarlo como una experiencia y trabajar para mejorarlo.

Es necesario que realices una investigación de mercado que te indique qué decisiones debes tomar respecto a tu nuevo negocio, incluyendo cómo quiere percibir tu producto el mercado, tu marca y las posibilidades de éxito que vas a llegar a tener si tomas las acciones adecuadas. Además de una investigación de mercados, crea un plan de negocios. No comiences realizando un documento extenso y complicado. Inicia escribiendo un planteamiento sencillo, que vayas modificando y enriqueciendo de acuerdo vayas avanzando tu negocio y las necesidades de tu mercado vayan aumentando.

Recuerda que emprender un negocio no siempre va a ser divertido. Es importante que sepas qué hacer con tu tiempo y distribuirlo, aprender a balancear tu vida personal con la laboral, darle prioridad a lo que lo requiera y no te agobiarte por situaciones que no se puedan resolver. Aprende a gestionar tu tiempo y tendrás un negocio exitoso en poco tiempo.

Si estás por iniciar el camino a emprender un negocio o ya tienes parte iniciado, considera que debes ser bastante honesto para decidir si tienes lo necesario; toma tu decisión y conviértete en una Acción Realizadora, ¡Emprende el Éxito!.

Autor:

Katherine Hernández 

@hatherineker

2018-10-09T16:11:01+00:00Emprendimiento|