Desde los inicios de la televisión en el planeta tierra, ha sido el mismo cielo puesto delante de nuestros ojos, sus maravillosos formatos, su infinidad en programas que cautivan de múltiples formas al televidente, el asombro de millones de espectadores ante la gran capacidad de los presentadores para contar las noticias o cualquier historia, sin fallo alguno y a la perfección, son indudablemente los pequeños trucos de la gran pantalla.

Este último, en especial, es un elemento tan indispensable y de presencia constante en innumerables episodios de nuestros programas o noticieros favoritos, llamado Teleprompter o autocue. Un mecanismo situado al objetivo de la cámara para que se vislumbre como espontaneidad ha algo totalmente planificado. Esta herramienta es indispensable, en especial, para los noticieros o programas que tienen como finalidad enviar mensajes claros y concisos que generen cierto impacto durante ese tiempo de transmisión.

Cabe destacar, que el teleprompter nace cuando la televisión se encontraba todavía emergiendo y los primeros sistemas de proyección de información eran completamente rutinarios como ponerse cerca de la cámara y sostener una hoja donde estuviesen escritas las noticias del día e ir pasándolas.

Actualmente, el apuntador electrónico, goza de su popularidad en cada escenario informativo, educativo o de entretenimiento, colaborando con el presentador para que el mismo logre interpretar la noticia mirando a la cámara y evitando a toda costa que se pierda la interacción de forma indirecta con las personas del otro lado de la pantalla.

De igual forma, que existen multitud de empresas que fabrican este elemento, y cada modelo mejora en su funcionalidad y objetivos. Ahora, los autocue son personalizados y adaptados al formato que se requiere, como por ejemplo, en apps basados en iPad/Android, con el objetivo de ayudar también a los estudiantes que desean especializarse en la televisión, ser conferencistas o simplemente, controlar el miedo escénico, tras la práctica con esta herramienta. Ciertamente, hoy en día, es un instrumento de distinción en el hemisferio.

Mairim Aliendres