Para cualquier persona de negocios, Mcdonald’s es y será un digno caso de estudio: creó un modelo superrentable seguido por millones de fieles consumidores.

Así como Ford marcó un hito al crear el método de producción en masa, Mcdonald’s lo hizo para la comida rápida. Creó un concepto en 1940, que luego expandió al planeta entero hasta el punto de llegar a Rusia tras la caída de la Unión Soviética.

Fue tal el nivel de penetración global de la marca que la revista “The Economist” inventó el índice Big Mac como método de análisis macroeconómico para comparar el poder adquisitivo entre los países: la gente de un país tendrá más poder adquisitivo mientras el valor del combo Big Mac sea más accesible según su proporción de ingresos mensuales.

Pero, así como todo lo que sube tiene que bajar, en 2014 comenzó el declive del gigante. Pérdidas en bolsa superiores al 8% le costaron el puesto a su CEO, y diversas reestructuraciones se avecinan en la empresa.

La caída del rey global de la comida rápida coincide con el surgimiento de un nuevo método que -aunque no tiene nada que ver con comida- se impondrá en todo tipo de negocios en el mundo entero: Big Data. El Big Data es básicamente un concepto que engloba todas las tecnologías necesarias para procesar los ultramasivos volúmenes de información que cada segundo se acumulan en la era digital y que las empresas necesitan procesar rápidamente para tomar decisiones.

Les dejo solo un ejemplo: Cuando usted visita el supermercado hay decenas de marcas globales que ya lo investigan para evaluar su comportamiento de compras: Hora de llegada, tiempo dentro del supermercado, quién lo acompaña, tipo de recorrido en los pasillos, tipo de productos que compra, tamaños que selecciona, cuánto gasta, entre otros.

Las marcas globales se dieron cuenta de que, mientras más información precisa se tenga del consumidor, más productos personalizados se podrán crear, se fidelizará más clientes y las operaciones se volverán más eficientes: el ideal de todo modelo de negocio.

Así como decae un concepto por cambios y hábitos de consumo, nacen otros con nuevas oportunidades y potencialidades. Diversas empresas tecnológicas de primer nivel están haciendo todos los esfuerzos por conquistar esa incipiente industria de procesamiento masivo de datos para la toma de decisiones.

Autor:

Vanessa Novoa

@Novoa_vane