El Bilingüismo en América Latina

//El Bilingüismo en América Latina

El Bilingüismo en América Latina

América Latina no es bilingüe, de acuerdo con los criterios de la globalización. Una afirmación tan acusadora no es un invento: es una realidad.

El mundo habla inglés y nosotros no, es la lengua franca, en los negocios y en las empresas globales, en internet, en las comunicaciones, en el entretenimiento, en la investigación, la ciencia y la tecnología, en la educación internacional, en los eventos internacionales, en los organismos internacionales, en el turismo, es la segunda lengua más usada en el  mundo.

Observamos que el turismo lidera el dominio del inglés y la educación está a solo dos puestos de ser la última. Este resultado pone el dedo en la llaga: la educación no está comprometida con el bilingüismo y la pobreza de sus resultados tiene que ver con la calidad de la educación, de los profesionales y de los profesores.

Preocupa que los científicos, profesionales  e ingenieros no son preparados para que hablen el inglés por lo cual pierden la oportunidad de aprovechar el conocimiento mundial y participar en las redes de investigación y redes académicas.

La educación para las mayorías es de muy baja calidad y eso explica también los deficientes resultados en inglés, en contraste con la educación y el bilingüismo para las élites.

Los resultados de inglés que practican los diferentes sistemas educativos nacionales también reflejan el problema de la deficiencia en el nivel de inglés, por lo cual, el estudio de EF EPI es acertado.

La preocupación por el bilingüismo se formula por los desafíos  que la era de la globalización nos presenta para ser participantes activos del desarrollo en sus diferentes dimensiones. El no poseer la competencia comunicativa bilingüe, el inglés en esta era, nos hace analfabetas y marginados del mundo, nos priva del lenguaje para la comprensión de la ciencia y la investigación y nos limita  en los procesos y actividades de la vida global.

Situación paradójica, porque todos los países americanos, en especial Latinoamérica y El Caribe, poseen políticas y programas para hacer realidad el bilingüismo en toda su población educativa y profesional.

 Los análisis muestran cómo el bilingüismo ha sido entendido como la enseñanza de una segunda lengua totalmente descontextualizada de las demás actividades académicas y de la vida cotidiana, sin oportunidades de práctica. La oportunidad Necesitamos hacer un llamado a todas las instituciones educativas latinoamericanas para que el bilingüismo sea un compromiso,  no solo de los estudiantes, sino de las mismas  instituciones, de los docentes y de la sociedad, revisando las políticas y programas de bilingüismo para darles un enfoque que permita lograr resultados competitivos para la región.

Si el mundo habla inglés, nosotros también podemos. Debemos aprovechar el contexto global para aprender y practicar el inglés y hacerlo una de las competencias fundamentales. El inglés está en todas partes: en los medios de comunicación, en las redes sociales, en la ciencia, la tecnología, la educación, la cultura, el turismo, los negocios, los eventos internacionales. Solo falta voluntad para aprovechar el ambiente y hacerlo un medio de aprendizaje. La educación tiene el desafío de educar en el contexto global actual. Un proyecto Frente al problema común de Latinoamérica con relación al bilingüismo debemos buscar soluciones también comunes. No es un problema de un estudiante, profesor, institución o país. Es un problema regional.

En el 2012, se convocó a la Primera Conferencia Interamericana de Educación Bilingüe y discutimos el desafío del bilingüismo para América Latina. Acordamos seguir trabajando y diseñando proyectos para compartir y enfrentar juntos la problemática del bilingüismo. Y se firmó el compromiso, denominado Acuerdo de Panamá para la Educación Bilingüe.

Ahora, en el 2013, se ha convocado la Segunda Conferencia Interamericana de Educación Bilingüe para tratar ya un primer proyecto: La formación de profesores bilingües como la primera estrategia para lograr en un futuro ofrecer educación bilingüe desde la primaria hasta la universidad, logrando con ello no solo aprender inglés sino aprender en inglés.

No es un proyecta fácil. Se trata de convencer a más de doce millones de profesores que estudien el inglés y que se preparen para desarrollar sus actividades académicas de manera bilingüe. No solo mejora la calidad personal y profesional del docente sino que va a lograr que sus estudiantes sean verdaderamente ciudadanos del mundo con capacidad para integrarse al mundo global en el que nacieron y viven. Y será una educación incluyente, pertinente y de calidad.

Se trata ante todo de un movimiento pedagógico que compromete a Gobiernos, directivos, estudiantes, padres de familia y sociedad, replanteando la formación de profesores, la educación, los contenidos académicos, su metodología, didáctica, evaluación. Entraremos en la cultura de la calidad, la acreditación, la internacionalización, la investigación, el intercambio docente y estudiantil. Será la manera como ponemos a tono la educación con el mundo global al que pertenecemos.

La empresa EF–EPI realiza anualmente una investigación sobre el inglés en el mundo y estos son los resultados del 2012:

• Europa presenta los más altos índices desde el nivel muy alto al nivel medio, con la única excepción de Rusia que está en el nivel bajo.

• En Asia, encontramos dos países en nivel alto, otros en el nivel medio, bajo y muy bajo, como es el caso de Tailandia.

• En América Latina, que es nuestra preocupación, Argentina muestra el mejor resultado en el nivel medio, Uruguay, Perú, Costa Rica y México en el nivel bajo y muy bajo Chile, Venezuela, El Salvador, Ecuador, Brasil, Guatemala, Colombia y Panamá. Un resultado vergonzoso, frente a tantos años de enseñanza del inglés en primaria, bachillerato y Universidad.

Índice de Inglés en Latinoamérica. (Fuente EPI EF)

Autor:

Cayetano Páez Castro

2018-10-09T16:11:14+00:00Educación|