El Hoy de la Gestión Docente

//El Hoy de la Gestión Docente

El Hoy de la Gestión Docente

La labor pareciera titánica, por el tsunami constante de información, pero no imposible de alcanzar; más aun cuando quien lidere la gerencia, internalice su responsabilidad de servicio con la gente y para la gente a la que ha de asistir. Bajo esta premisa el profesional que cumple la misión de gestionar la docencia debe estar claro en la labor que le compete, la cual ha de responder al tiempo y al contexto de la sociedad actual.

En este sentido, el hoy de la gestión docente no puede conformarse con instruir mecánicamente, puesto que esto es robotizar al ser humano. Lo importante, tal como lo afirmaba Kant (1983), es que al hombre se le enseñe a pensar; de alli que uno de los principios de la acción docente es promover a la reflexión, a respetar la pluralidad de pensamiento, y a hacer comprender que la misma es fuente de enriquecimiento; que nos invita a convivir armónicamente dentro de la familia, la comunidad, el Estado, la nación, coadyuvando con esto a la segunda misión de la labor docente: enseñar a convivir.

La sana convivencia permite que se sumen a la reflexión, las experiencias de unos y otros; los cuales se convierten en fuente inagotable de sabiduría cotidiana que no puede ser menospreciada, puesto que, tomando en cuenta la opinión de Senge (1993), subestimar las experiencias propias y ajenas es lo que ha demorado el fortalecimiento y desarrollo de algunas organizaciones, y la organización educativa de hoy no puede incurrir en esa falla.

La dinamicidad con que fluye la sociedad del conocimiento, imposibilitan al docente hacerse dueño de la totalidad de los saberes, pero no le impiden en su deseo de indagar e investigar y apropiarse de aquellos que le sean necesarios y pertinentes para el momento que vive. Por lo tanto, se hace necesario, junto al enseñar al educando a pensar y convivir, proveerle de una cultura básica que le confiera seguridad, le motive e impulse a responder con probidad y ética al mundo holístico y competitivo en el que se desenvuelve.

El hoy de la gestión docente debe conocer de las virtudes de la mayéutica socrática, esperanzadora, optimista, ética, audaz, perseverante, que disfruta e invita a disfrutar de la aventura del conocimiento. Hoy se hace necesario que la acción docente propicie recorrer los mares para que se aprecien sus diferentes colores, porque gracias a ello -como dice Ikeda (2002)- se hacen los mismos enriquecedores.

Autor:

Dra. María Arana

2018-10-09T16:11:02+00:00Educación|