El liderazgo personal como clave para el éxito

//El liderazgo personal como clave para el éxito

El liderazgo personal como clave para el éxito

¿Cómo visualizas tu futuro? ¿Crees en el liderazgo? ¿Alguna vez te has preguntado qué hace que unas personas sean exitosas y otras no? ¿Crees que son los obstáculos o la actitud ante las dificultades? En este artículo encontrarás dos historias inspiradoras que resaltan la importancia de liderar tu vida en función de un ideal para que, a pesar de las circunstancias, puedas alcanzar el éxito.

Su libertad por un ideal

Cuando crees en un ideal, no hay adversidad posible que te aparte de tu meta. Como prueba de ello tenemos a Nelson Mandela, quien pasaría a la historia por su lucha contra la segregación racial, convirtiéndose en el primer presidente negro de Sudáfrica y promotor de la paz para su país. Desde las calles sembró sus ideales y cuando le tocó enfrentarse al régimen que lo oprimía, entregó su libertad por defender la igualdad.

Pasó casi tres décadas en la cárcel, años en los que su pensamiento quedó libre, aun retumbando en las calles de una nación abusada. Su ideal de igualdad trascendió las fronteras convocando a un movimiento internacional por su liberación. En 1985, el presidente sudafricano P.W. Botha le ofreció su libertad a cambio de la renuncia a sus ideales, propuesta que Mandela rechazó categóricamente. Cinco años después llegaría su recompensa, el entonces presidente Frederik Willem de Klerk acudió a Mandela para ofrecerle más que su libertad, la oportunidad de trabajar juntos por la reunificación del país. En 1993 ambos recibieron el Premio Nobel de la Paz por su lucha contra el Apartheid y la desigualdad.

En 1994, Sudáfrica celebra sus primeras elecciones democráticas, dándole la victoria a Nelson Mandela. Ya en el poder y como un reto a su liderazgo, tuvo que enfrentar a sus seguidores más radicales, quienes reclamaban retaliación contra los opresores. Su ideal permanecía intacto, no cambió en sus años de cárcel, tampoco lo hizo cuando estuvo en el poder. Desde la presidencia logró la reunificación de su país y el restablecimiento del sistema económico golpeado por décadas de lucha social. En 1999, dejó la jefatura del Gobierno en elecciones democráticas y en un país donde el apartheid pasaba a ser historia.

Circunstancias vs Ideales

Steve Jobs es una referencia inequívoca del éxito empresarial; a los 21 años fundó Apple Inc., hoy la compañía  norteamericana más valiosa por su capital. Pero las circunstancias no siempre estuvieron a su favor, por lo que en algún momento de su carrera Jobs también tuvo que confrontar la realidad con sus ideales.

En 1985 Apple contaba con un Director cuyas ideas contradecían el espíritu innovador de Steve Jobs. John Sculley ganó esa batalla y logró la renuncia de Jobs, el fundador de la compañía. A los 30 años Jobs reinicia su carrera como empresario y funda otra compañía; nunca se rindió ante las circunstancias. Pudo renunciar a su liderazgo en Apple pero no a su ideal de innovación. Doce años después vuelve a la empresa que lo vio nacer como empresario, para liderar la etapa más exitosa de la compañía hasta la fecha. Con el lanzamiento del Ipod en 2001 y el Iphone en 2007, transformaría el mercado de la música y la telefonía celular.

A través de sus vivencias, Mandela y Jobs nos recuerdan la importancia del liderazgo personal para alcanzar el éxito. Desde aquí les llamamos a formar parte de los promotores del éxito, no de los críticos que opacan las buenas ideas. En palabras de Theodore Roosvelt Jr., Premio Nobel de la Paz (1906), expresidente de los Estados Unidos y líder político, este es un llamado a ser “Hombres en la Arena”.

Autor:

Denily Acosta Izzo 

2018-10-09T16:11:10+00:00Emprendimiento|