La historia poco contada de la compañía tecnológica más grande, Apple

//La historia poco contada de la compañía tecnológica más grande, Apple

La historia poco contada de la compañía tecnológica más grande, Apple

Todo comienza con Steve, dos de ellos, para ser exactos, Steve Jobs y Steve Wozniak; uno de ellos es muy conocido, respetado y recordado por millones… el otro, a pesar de ser una de las mentes creadoras de la tan famosa empresa de computadoras, no es tan mencionado por la gente como su compañero.

Wozniak, o Woz, como le gustaba ser llamado, fue el cerebro detrás de la primera computadora jamás creada por Apple, esto ocurrió incluso antes de que la misma empresa existiese. Woz era un amante de la tecnología desde muy joven, a los 13 años fabricó por su cuenta una calculadora que sólo sumaba y restaba, pero para un niño de 13 años es un logro impresionante. Fabricó su primera computadora para un concurso de tecnología en la universidad, en donde su amigo de algunos años, Steve Jobs, vio una oportunidad para hacer un gran negocio.

Wozniak habrá sido la mente tras la fabricación de la máquina, pero Jobs fue quien logró que dicha máquina siquiera fuese conocida, tenía una habilidad para vender y para los negocios en general que era envidiable. Así fue como Steve Jobs y Steve Wozniak iniciaron con lo que en la actualidad es una de las empresas más importantes internacionalmente, y al igual que muchos otros personajes exitosos, comenzaron todo en la cochera de una casa de familia, trabajando día y noche, contratando amigos cercanos como mano de obra, sabiendo que no habría que pagarles desde el inicio, sino que le tendrían paciencia al éxito.

Jobs y Woz sacaron finalmente al mercado la Apple I, la computadora que daría marcha a su compañía, era una computadora algo rudimentaria y no en su totalidad como la imaginaba Wozniak, pero era lo que podían hacer con el capital tan reducido que poseían. Esta computadora sólo fue una placa de plástico que los mismos consumidores compraban y armaban por su cuenta, teniendo que pegar y soldar partes separadas para poderla utilizar.

Asimismo, con el pasar de los años fueron desarrollando más y más modelos, como la Apple II, la Apple II+ y su primer fracaso comercial, la Apple III, de la cual se recuperaron con el tiempo, pero que marcó un gran retroceso en la compañía. Poco a poco fueron creciendo, mudándose a oficinas y departamentos más grandes, contratando más personal, y desgraciadamente, teniendo más problemas internos.

Jobs se convirtió en un adicto al trabajo, obsesionado con la perfección y amargado la mayor parte del tiempo, despidió a algunos de los que iniciaron junto a él en aquella cochera en su casa de crianza, alejó a sus compañeros, incluso logró que Wozniak renunciara y dejara para siempre la compañía, en un punto hasta el mismo Jobs se vio obligado a abandonar su trabajo, para volver unos años después renovado y con el fin de salvar a una empresa en decadencia.

Jobs regresó a Apple cuando esta cayó en crisis, y al llevarla de nuevo al éxito, se paró en un balcón dentro de la empresa y gritó “¡Aún tenemos un alma!”. Luego de esto, Apple no ha tenido más que éxito y crecimiento, pero una pregunta sigue en el aire, ¿Valió la pena alejarse de los que crecieron personal y profesionalmente contigo, por el éxito?

Autor(a):

Luis Rios

2018-10-09T16:10:56+00:00Tecnología|