La educación a distancia, es una de las opciones que ha ayudado a bastantes estudiantes a lo largo del tiempo, desde jóvenes que deciden estudiar desde casa, hasta personas mayores que completan sus estudios mientras trabajan.

No obstante, con el paso de los años y la constante actualización de la vida humana, la educación avanza, y sin dejar atrás la tradicional educación presencial, las universidades online alcanzan una nueva etapa. La enseñanza bajo esta modalidad estimula el trabajo autónomo del alumno y exige que el profesor sea un animador y un tutor del proceso de aprendizaje del alumno.

Pero, mantener la estimulación de los alumnos y docentes, es un reto que muchas universidades latinoamericanas han tomado y van por buen camino, dando así la opción a muchos de sus estudiantes el poder continuar sus estudios, sin necesidad de estar de manera presencial en la institución, y así en muchos casos obtener un título con validación en otras universidades.

Ahora bien, a nivel universitario debe contarse con una serie de procesos que ayuden y orienten al estudiante de manera eficaz a la hora de proponerse el reto de comenzar una carrera online, es decir, el entorno virtual al que se dirigen debe contener una estructura hipertextual, lo cual supone una educación exploratoria, donde el estudiante busca de manera personal el aprendizaje.

Es decir, debe ser un entorno caracterizado por la interactividad, favoreciendo procesos de integración y contextualización en un grado difícilmente alcanzable con las técnicas lineales de presentación.

Con respecto a esto y hablando de universidades online, muchas universidades prestigiosas, hoy día, tienen plataformas tan amigables con sus estudiantes, que prefieren como ahorro de tiempo, tomar sus clases de manera online, y solo dejar las clases más prácticas de manera presencial.

En Latinoamérica existen infinidad de universidades e instituciones en línea, una de ellas es la Florida Global University, el Centro Educativo Latinoamerica y FGUTechLab, en los cuales puedes obtener no solo un título americano, sino también una experiencia educativa de otro nivel.

María Virginia Roa