Leonardo Bracho

     El lenguaje de señas es un canal de expresión a través de la percepción visual del conjunto de gestos y movimiento en el espacio que le permite a las personas con discapacidad auditiva interactuar con el entorno social de manera natural. La configuración de esta lengua nace con la intención de ofrecer una garantía de la inclusión comunicacional a la comunidad sorda por parte de las personas con dicha discapacidad o quien no, posicionando este medio como un idioma universal.

     Partiendo de los 70 millones de personas que presentan una discapacidad auditiva este lenguaje les permite cumplir con la labor de comunicarse con otros sin ser necesario emplear la voz sino por medio de sus manos y gestos faciales. Las señas es un medio sobrevalorado por muchos pero que en realidad es muy completo, puesto que los conocedores son capaces de mantener conversaciones e interacciones tal como la comunicación verbal, desde el abecedario, colores, números, meses, frases y locaciones. Incluso, se asigna una seña personalizada para cada persona según alguna característica física visible más resaltante para referirse a los nombre propios y asociar con mayor rapidez al portador del rasgo. 

     Para la mayoría de personas le es desconocido que esta lengua, al igual que cualquier otra, cuenta con sus parámetros, códigos y reglas que se deben cumplir para estructurar correctamente los mensajes, y es que el uso de los gestos, espacio, desplazamientos de manos y cuerpo abren un amplio campo a la malinterpretación o pérdida de sentido con el uso de un movimiento desacertado. La lengua de señas a nivel mundial se considera como una forma de expresión que sus características mencionadas hacen posible una comunicación ampliamente espontánea e interactiva para la comunidad sorda, pero que como lenguaje universal igualmente les permite formar parte a quienes no son portadores de alguna discapacidad auditiva pero aún así gustan del contagioso aprendizaje para fines inclusivos, para facilitar el proceso de amigos y familiares o mero entretenimiento.  

     Partiendo de las necesidades de comunicación, la lengua de señas se ha posicionada como el medio que permite romper con las barreras comunicacionales y cubrir así las necesidades propias del ser humano de una adaptación social y cultural. Este medio que vincula a todo el planeta y le permite desarrollarse y poder comunicar algún mensaje para momentos en que es imposible el uso de la voz o diferencias lingüísticas. Siendo también parte de la inclusión mundial a la extensa comunidad el implemento de señas propias de cada región según las necesidades del contexto y uso de palabras mayormente empleadas coloquialmente, es por ello la implementación de lengua de señas propias de cada país pero que en la mayoría de los casos cuentan con muchas similitudes con lenguas hermanas.