Parecen ser preguntas no tan fáciles de responder. Incluso para quienes gracias a ser populares en Redes Sociales o simples apasionados, como muchos de nosotros, aspiran a guiar el negocio o estrategia digital de terceros. Esto del marketing y la comunicación en medios digitales, por divertido y cool que sea, no es un juego, como tampoco debe ser una apuesta al azar.

Aprenderse de memoria algunos KPI’s (key perfomance indicators) cual fórmulas químicas para el examen trimestral de la escuela no hará de los jóvenes (o viejos) marketeros las personas ideales para manejar grandes cuentas con grandes presupuestos. He allí los verdaderos vendedores de humo, que aún sabiendo de memoria los indicadores clásicos para medir la implementación y ejecución de una estrategia, muchas veces no saben ni cual ni en qué momento aplicar dichos indicadores (KPI’s).

Estamos acostumbrados a responder muy bien a preguntas muy mal hechas, y allí es donde se originan la mayor parte de nuestros problemas, en Social Media lo llamo la nueva fiebre del oro, donde todos corren a buscar su cuota. Unos a explotar el nuevo oro, algunos a comprarlo y otros a vender su “talento” cuentas o espejitos a cambio del verdadero “Cash” que aún permanece en los bolsillos de los clientes, los verdaderos explotados, cual minas de oro.

Y es que como consecuencia de este nuevo cambio de época gracias a las Redes Sociales, como lo fue la Revolución Industrial, un cambio tremendo fue también, en su momento, la Fiebre del Oro y las consecuencias que esto trajo.

Vendedores de humo, medicinas milagrosas y bufones-cuenteros de camino, una suerte de iluminados y talentosos en hablar muy bien de lo que “saben hacer” ¿Alguna semejanza con el mundo digital y la proliferación de estrategas y genios del Social Media?.

“Tú y tu cursito Online” No podemos dejar de pasar la oferta exagerada de cursos online que nos ofrecen transformarnos en “Estrategas Digitales” en 20 horas gracias a cupones online con descuentos de hasta el 90% (estilo groupon) cual cupón encontrado en la caja de detergente (old fashioned).

No todo lo que es oro brilla, reza el viejo dicho. De bocones digitales autoproclamados expertos en la materia están llenos las redes sociales, ahora también los ads de Facebook y Google. Cuentan con su propia oficina de Freepress y son muy buenos en su Marca Personal, ¿serán buenos con la suya o la de cualquier otro cliente? La respuesta está en hacer muy buenas preguntas.

Autor:

Adrían Peláez

@Paisa7