Modelos de Naciones Unidas: Encuentros de ideas

//Modelos de Naciones Unidas: Encuentros de ideas

Modelos de Naciones Unidas: Encuentros de ideas

La Organización de Naciones Unidas es el cuerpo global más amplio que posee la sociedad internacional. En tal sentido existen propuestas de dialogo, debate y estudio que emulan el espíritu de este organismo, pero bajo una incidencia académica que traspasa -incluso en algunos casos- la paredes de los salones de clase y se transforman en estructuras planificadas para la colaboración, mejoramiento y construcción de un país y un mundo en positivo; precisamente estos espacios existen: los Modelos de Naciones Unidas (MUN).

La simulación de las organizaciones internacionales empezó incluso antes de la creación de las Naciones Unidas. Anteriormente a la creación de la ONU estaba la Liga de Naciones. Los primeros simulacros del funcionamiento de un organismo se realizaron sobre la base de la Liga de Naciones en los años 20. Los MUN son una adaptación de este simulacro.

En el año 1948 comenzó a aplicarse como experiencia educativa, en la Universidad de Harvard, la recreación del Modelo de Naciones Unidas. Su éxito fue tan notable que se empezó a utilizar en la enseñanza secundaria.

Los MUN, como son conocidos por sus siglas en inglés, que significan Model of United Nations, se encuentran establecidos a lo largo y ancho del planeta Tierra, en distintas modalidades y niveles. Un modelo de Naciones Unidas es una clara representación de la ONU, pero con variables que van desde la representación de la Asamblea General o el Consejo de Seguridad, pasando incluso por salas o comités como las de la OEA (Organización de Estados Americanos, UE (Unión Europea), BM (Banco Mundial), OIEA (Organización Internacional de Energía Atómica), OIT (Organización Internacional del Trabajo) OMS (Organización Mundial de la Salud), Cruz Roja Internacional, UNASUR, UNICEF, ACNUR, y pare usted de contar.

Desde su creación, han participado en esta iniciativa más de 400.000 jóvenes a escala mundial, alumnos de institutos y universidades. Numerosas personalidades del mundo del Derecho, la política, los negocios y las artes han participado en el modelo de Naciones Unidas durante su formación académica. Entre los expertos destacan el integrante del Tribunal Superior de Justicia Stephen Breyer y el antiguo miembro del Tribunal Internacional de Justicia, Stephen M. Schwebel; el actor Samuel L. Jackson; y la hija del ex-presidente de EEUU, Chelsea Clinton.

Anualmente se celebran 400 conferencias en 35 países diferentes, en las que pueden participar desde 30 personas hasta, incluso, alcanzar las dos mil.

Lo realmente valioso de los Modelos de Naciones Unidas es, más allá de poder diseñar y dramatizar cada uno de estos organismos, el rol que ejercen los delegados que acuden a estas esplendidas citas, si bien se entiende al delegado como cualquier persona, estudiante o interesado en conocer y participar de esta experiencia, en la cual logran inscribirse grupos de delegados o delegaciones para representar su papel al máximo según el país que tomarán en el proceso de escogencia de naciones disponibles para el modelo, obtenidos de una matriz previamente elaborada para cumplir la selección y asignación de los Estados en las diferentes salas, comités, etc. Con ello los jóvenes, despojándose momentáneamente de sus ideas personales, aprenden a comprender, respetar y tolerar nuevas y distintas formas de pensamiento. En el ejercicio del rol de diplomático se adquieren, también, conocimientos de política y geografía internacional.

Los Modelos de Naciones Unidas pueden ser instaurados en cualquier institución académica. No hace falta obtener ningún permiso por parte de las Naciones Unidas. Suelen estar organizados por jóvenes estudiantes. Ellos se encargan de realizar todas las gestiones para la realización del simulacro, pero estando siempre asesorados por profesores y contando con el respaldo de la institución educativa. Los problemas que se tratan son temas de actualidad que preocupan a la comunidad internacional (la paz, la seguridad, los derechos humanos, el medio ambiente, alimento y hambre, desarrollo económico, globalización…)

El Modelo de Naciones Unidas ayuda a los estudiantes a formarse en técnicas de persuasión, negociación, redacción y oratoria, en un ámbito de tolerancia y respeto por la diversidad. También ayuda a los participantes a comprender que la mejor forma de resolver los conflictos es a través del diálogo y la negociación, sin recurrir jamás a la violencia. El éxito de un Modelo de Naciones Unidas reside en el proceso de preparación e investigación de los temas y en tener una idea clara de la posición de los países en relación con los temas en debate.

Autor:

Daniel Merchán

@Daniel_Merchan

2018-10-09T16:11:02+00:00Educación|