Oreana Pabón

  Si conoces de audiovisuales o eres un curioso, seguramente llegaste a toparte con el término plot o simplemente no lo conocías, aunque muchos no crean, absolutamente todo tiene un nombre y una ciencia, en este caso si quieres ser un experto en cine y tv, te interesa ampliar tu vocabulario con esta información.  

  La parte central de la acción dramática de un proyecto, es a lo que llamamos plot, ese punto donde los personajes se encuentran en problemas o en diferentes situaciones, que provocan en los espectadores, expectativas, interrogantes e incluso ansiedad, convirtiéndose en la parte más vital del drama. En las historias no solo tiene porqué existir un solo el plot, sino que puede tener varios, incluso en algunas producciones carecen de este punto cumbre.

  Para entendernos mejor, el plot es el encargado de unificar, el comienzo, el desarrollo y el desenlace, para darle sentido al final de la historia, este permite que todas las acciones sean organizadas y conectadas para que la acción dramática sea más intensa. La mayor parte del tiempo el plot suele aparecer al final de la historia, para crear mayor suspenso e interés al espectador.  Y si, existen varios tipos de plot:

– Principal: cuando hay un momento en la historia crucial que da sentido pero sólo hay uno.

– Sub-plot: hay un plot secundario que refuerza al principal.

– Multi-plot: Se trata de una historia con varios plots pero que ninguno tiene más importancia que los otros.

– Paralelo: en ocasiones en una historia hay dos historias o circunstancias que conllevan dos plots que tienen lugar a la vez siendo ambos igual de relevantes.