Instagram se caracteriza por ser una red social por excelencia para hacer estrategias de marketing, branding y atraer a más clientela a las distintas tiendas, franquicias, páginas o tan solo blog.

Por ello, muchos empresarios acuden a la utilización de la misma para proyectar sus marcas y productos, ya que suele brindarle dinamismo tras su actualización, además de representar un app muy diversificado y divertido para crear contenido informativo, educativo y de entretenimiento sobre lo que se quiere vender.

Además, las personas pueden tener un acercamiento más ameno a la marca o producto al ser involucrados en el proceso de crecimiento de la misma. Los «user» pueden seguir y estar al tal tanto de las distintas publicaciones, así como también, «comentar», dar «me gusta» o hasta dar «retweet» y acelerar la popularidad de la empresa de forma eficaz y gratuita.

¿Cómo conquistar al usuario de Instagram?

En primer lugar, para que los contenidos sean virales es recomendable tener claridad en cuanto a la imagen que desean propagar. En pocas palabras, el uso del color es necesario para afianzar manos, el usuario se sentirá más seguro si se ve reflejado en una marca que evidencia confiabilidad. En efecto, el diseño específico de sombras es clave para que el mercado reconozca e identifique de quién se trata y de qué se ocupa.

En segundo lugar, las fotos siempre deben ir conexas a los mensajes que se quieran trasmitir y por supuesto, a la imagen corporativa para evitar cabos sueltos en la industria en que se desenvuelva.

En tercer lugar, el uso de vídeos de 15 segundos bastará para dar a conocer la empresa o en el caso que se haya manifestado una duda se darán las repuestas necesarias para consolidar más la cercanía e integración con el público externo, contribuyendo en gran dimensión, en el desarrollo de la marca y la experiencia de los clientes con la misma.

 

Autor Mairim Aliendres